Las 13 Fallas comunes en lavadoras

Fallas comunes en lavadoras

Tienes una lavadora marca Samsung, Lg o cualquier otra, y estas interesado en conocer las 13 fallas comunes en lavadoras. Entonces estas en el articulo correcto.

Hasta hace poco, era relativamente fácil reparar estos aparatos, pero las lavadoras modernas son cada vez más electrónicas. Sí, los aparatos electrónicos nos facilitan la vida, pero no están exentos de dolores de cabeza. Esto ha llevado a una creciente especialización en el diagnóstico y la reparación.

Sin embargo, la mayoría de los clientes están satisfechos con las reparaciones profesionales. No olvidemos que las lavadoras son electrodomésticos muy robustos que pueden durar muchos años, al menos 10 o incluso 15 años si no se usan con regularidad o si son de una marca de calidad.

1. La lavadora no se pone en marcha

En este caso, lo primero que hay que comprobar es el enchufe. A veces el problema puede estar fuera de la lavadora.

Si se ha utilizado recientemente, el motor puede haberse sobrecalentado. En este caso, por razones de seguridad, la lavadora no se pondrá en marcha hasta que se haya enfriado.

Por último, comprueba el interruptor y prueba otra opción antes de llamar a un técnico.

2. La lavadora se pone en marcha y se para

¿Cómo puedo saber si se ha detenido? En esta lista de 8 puntos básicos, hay una configuración básica para cada modelo y marca, con subcategorías que pueden modificarse según la generación y la eficiencia.

  • Comprobación del caudal de agua
  • Comprobar que el agua fluye a presión
  • Compruebe que el agua no se retiene ni se drena
  • Compruebe que el tambor o el motor no dan la primera vuelta.
  • Comprueba que la bañera está llena y no desborda.
  • Compruebe que la puerta se puede abrir
  • Hay dos ruidos característicos al comprobar la rotación del motor.
  • Comprobar el cinturón

3. Fallas comunes en lavadoras: falla de arranque

El sistema se enciende, se pulsa el botón de inicio y no ocurre nada.

Las causas son muy diversas. Van desde los fallos eléctricos a la falta de tensión, pasando por los problemas de saturación de los filtros. También puede deberse a un problema con el bloqueo de la puerta, que impide el inicio del programa de lavado. Por último, la falta de agua debido a una obstrucción en la línea de suministro también puede ser la causa (¡asegúrate de que el agua no está cortada!). .

Para este tipo de avería tan común, lo primero que hará un técnico cualificado es realizar un diagnóstico completo para determinar la causa del problema. El problema puede ser muy sencillo (limpieza del filtro) o muy caro y complejo (fallo eléctrico).

4. La lavadora es demasiado ruidosa

Este es otro problema muy común: la lavadora hace un ruido que antes pasaba desapercibido. Esto suele ser un signo de un sistema interno defectuoso. Por ejemplo, la fricción en el filtro, el desagüe, la cesta o uno de los rodamientos suele ser la causa de un ruido excesivo cuando la lavadora está en marcha.

¿Cómo puedo resolver este problema?
Para resolver este problema, hay que identificar la fuente del ruido. Para ello, hay que desmontar la lavadora e inspeccionar el desagüe. Una vez más, la inspección y posterior reparación debe ser realizada por una empresa de reparación especializada.

Cuando la lavadora está apagada, el agua se acumula en la lavadora.
Durante los meses más fríos, las tuberías pueden romperse a causa de las heladas, de modo que la lavadora sigue conteniendo agua cuando está apagada. Este tipo de avería también puede ser causada por una presión de agua excesiva.

¿Cómo se repara?

Para repararlo, es necesario evaluar el estado de las mangueras y comprobar la presión. El estado de la tubería se puede juzgar a simple vista (si la rotura es importante). Para este tipo de pruebas, es necesario contactar con una empresa o un técnico especializado.

5. Perdida de agua de la lavadora

A veces se encuentra una acumulación de agua en el fondo de la lavadora, un problema causado por una fuga en uno de los componentes. Puede haber grietas en la goma o en el depósito de plástico, el filtro puede haberse movido o parte de la goma de salida puede estar en mal estado. En cualquier caso, se recomienda una inspección exhaustiva para comprobar el estado general de la lavadora.

6. El programa de lavado se detiene y no termina

Este error se produce cuando la lavadora se detiene poco después de iniciar el programa de lavado. En este caso suele haber un problema con el agua, un problema con el suministro de agua caliente o un problema con las mangueras y/o el filtro de salida. Para mí, este es uno de los peores problemas, porque la ropa y el agua están dentro y no puedes abrir la puerta.

Para que el agua salga de la lavadora y llegue a la ropa, hay que vaciarla manualmente. Esto puede resolver el problema en muchos casos, ya que puede ocurrir que el filtro se sature durante el proceso de lavado.

Otra razón podría ser que el tambor esté sobrecargado de ropa. El peso de la ropa mojada, como toallas grandes o alfombras de baño, interfiere con los sensores de la lavadora y ésta se detiene. El lavado excesivo de la ropa también puede sobrecargar el motor, que deja de enfriar.

A veces, la avería también puede ser causada por la correa de transmisión. Para averiguarlo, simplemente pruebe a girar el tambor después de sacar la ropa. Si no hay resistencia, el problema puede ser la correa.

Otras causas podrían ser la bomba o el motor. Por ejemplo, si el calentador de agua está defectuoso, la lavadora suele pararse en mitad del lavado.

En cualquier caso, es aconsejable llamar a un técnico lo antes posible.

7. Centrífugado con falla

Centrífugado con falla
Centrífugado con falla

En este caso, la avería más común es la del tambor o la bomba de la lavadora. Se puede detectar por ruidos extraños, vibraciones, falta de velocidad, etc. El resultado es siempre el mismo: la ropa está empapada.

Diagnosticar esta avería requiere tiempo y un buen profesional. El riesgo de tener que sustituir piezas es muy alto, pero en otros casos puede ser simplemente que un objeto esté bloqueando el mecanismo ……. Por ello, es importante comprobar estas bolsas antes de meter la ropa en la lavadora.

8. Ruido excesivo

Lo notarás después de un segundo. La lavadora hace un ruido o una vibración que antes no tenía. En la mayoría de los casos, el problema está en el filtro, el desagüe, el tambor o los rodamientos.

No siga utilizando la máquina para evitar más daños.

Como en el caso anterior, es posible que el técnico tenga que desmontar la lavadora para encontrar la causa del problema.

El tambor de la lavadora no gira

Echa un vistazo a esta lista de 6 elementos básicos para encontrar posibles causas y soluciones al problema de centrifugado de tu lavadora.

Cada modelo y marca tiene una configuración básica con subcategorías que pueden modificarse según la generación y las mejoras de eficiencia.

  • Tienes una sobrecarga
  • Hay algunas prendas que no deben meterse en una lavadora doméstica.
  • Si encuentras la tapa trasera, quítala y mira la correa.
  • Si se trata de un motor de acoplamiento, póngase en contacto con el servicio de atención al cliente.
  • Compruebe el motor
  • Comprobar el temporizador

9. La lavadora se llena de agua apagada

El problema es más frecuente en zonas con programas de lavado, en zonas de baja temperatura y cuando el agua está cerrada. En primer lugar, el grifo está defectuoso y debe ser sustituido, y finalmente la electroválvula también debe ser sustituida. Por otro lado, también hay casos raros en los que la presión del agua en el edificio es demasiado alta, lo que podría ser el caso en su situación.

10. La lavadora tiene un olor desagradable.

Hace unos días te dimos algunos consejos para evitar que esto te ocurra. Compruebe siempre si hay obstrucciones, especialmente en el desagüe. Un ciclo de limpieza o el uso de un producto como «Tea Tree» es una buena manera de dar una nueva capa de pintura a la lavadora.

11. La lavadora se detiene

Este escenario no es tan común como el anterior, pero puede ocurrir que la lavadora se ponga en marcha y se detenga en un corto período de tiempo. Esto suele ser un síntoma de un mal funcionamiento en uno de los procesos de lavado. En la mayoría de los casos, el problema está en el agua.

¿Cómo resolver este problema?

Compruebe el suministro de agua, las tuberías y el sistema de llenado de agua de la lavadora. Otra cosa que hay que comprobar son los filtros. Si se saturan durante el proceso de lavado, es posible que éste se haya detenido. Si no puedes encontrar la causa del problema, ponte en contacto con un técnico o una empresa especializada.

12. Problemas de llenado de agua

Otro problema típico que necesita una reparación profesional es el llenado de agua. Como hemos visto en el punto anterior, puede ocurrir que una obstrucción en la manguera o en el racor de goma provoque un problema de llenado de agua. En otros casos, es el propio equipo de la lavadora el que hace que la carga de agua sea demasiado baja o demasiado alta. Si observa un problema con la carga de agua, póngase en contacto con una empresa de reparación inmediatamente.

Video – 13 fallas comunes en lavadoras

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *