Quedarse con la transmisión sin liquido: Consecuencias

El líquido de transmisión lubrica los engranajes de su transmisión para que se mueva suavemente y no se desgaste. Quedarse sin liquido en la transmisión y o darse cuenta trae consecuencias costosas para tu bolsillo.

Aunque es igual de importante, la gente tiende a olvidarse del cuidado del líquido de la transmisión y se ocupa con frecuencia del mantenimiento del aceite del motor.

El líquido de transmisión evita que todas las partes de la transmisión se mezclen mientras se mueven y ayuda a que sea más fácil cambiar el automóvil. Si bien eso parece bastante simple, es importante seguir los consejos del manual del propietario o de su mecánico local de AAMCO para determinar cuál de los diferentes tipos de fluidos de transmisión funciona mejor para su vehículo.

También te puede interesar:

Quedarse sin liquido en la transmisión

Una razón común detrás del líquido de transmisión bajo es si se desarrolla una fuga en su sistema de transmisión. Esto puede dañar permanentemente la transmisión de su vehículo si continúa conduciendo así, lo que lleva a costosas reparaciones, reconstrucciones o reemplazos dependiendo de cuánto daño haya causado.

Cómo puede saber si el líquido de su transmisión está bajo

Es importante estar atento a estos síntomas fácilmente identificables de niveles bajos de líquido de la transmisión:

Luces de advertencia del tablero: si la temperatura del líquido de la transmisión es más alta de lo normal, verá una luz de advertencia en el tablero.

Olor a quemado: un olor a quemado dulce o agrio podría indicar niveles inadecuados de líquido de transmisión o falta de lubricación en las piezas de la transmisión.

Dificultad para cambiar de marcha: si la palanca de cambios se atasca o titubea al intentar cambiar de marcha, es una señal común de que algo anda mal con el sistema de transmisión.

Color marrón o marrón oscuro: el líquido de transmisión suele ser de color rojo claro; si es marrón o más oscuro, es una clara señal de un problema de transmisión.

Charcos debajo de su automóvil: Si observa charcos de líquido rojo o marrón debajo de su vehículo, lo más probable es que se deba a una fuga de líquido de la transmisión.

Puede verificar fácilmente los niveles de líquido de la transmisión sacando la varilla medidora de la transmisión. Su manual del propietario tendrá la ubicación de dónde encontrar las varillas medidoras y los niveles adecuados que debe buscar. Si su líquido es bajo, agréguelo a los niveles adecuados lo antes posible para evitar daños extensos.

Quedarse sin liquido en la transmisión de forma total

En general, su automóvil no funcionará en absoluto si se ha quedado completamente sin líquido de transmisión. Esto es especialmente cierto si su automóvil usa una transmisión automática.

En un vehículo automático, el líquido de la transmisión proporciona un acoplamiento entre la salida del motor y los engranajes de la transmisión. Si no hay líquido, no hay agarre, los engranajes no pueden girar y, por lo tanto, el automóvil no podrá moverse.

Si su vehículo llega al punto de no tener líquido de transmisión, es probable que también busque reparaciones extensas o incluso un reemplazo completo de su transmisión. Es probable que todos los engranajes metálicos dentro de su transmisión estén muy dañados por la falta de lubricación. Siempre debe tratar de mantener el fluido de su transmisión correctamente mantenido y en los niveles correctos.

Tiene una fuga de transmisión u otro problema de transmisión?

Las fugas de líquido de transmisión no solo ponen en peligro a su automóvil, sino también a usted mismo. El nivel bajo de líquido de la transmisión provoca un desgaste innecesario y hará que la transmisión funcione demasiado caliente y eventualmente falle. Esté al tanto de cualquier posible fuga de líquido de transmisión antes de que sea demasiado tarde.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.